“Curro”

El "Curro"

Lo que realmente sucede en el Curro no es fácil de explicar a alguien que nunca lo ha visto, ya que es una experiencia que fusiona la vivencia comunitaria del pueblo como espectadores y luchadores con la búsqueda de su identidad y autoafirmación, con la experiencia del duro trabajo, triunfo, colaboración y respeto por los animales.

Las "Bestas do Santo"

Sólo los caballos y yeguas de “El Santo” tienen cortada la crin en El Curro. Los propietarios particulares del resto de rebaños organizarán sus propios Curros el lunes siguiente.

Desparasitación

De todas las labores que se realizan en el Curro, una de las más importantes es la de desparasitación de los animales para mejorar el estado de higiene y salud de los caballos.

Separación de los potros

La gente aprende a convertirse en luchador (“aloitador”) cuando es muy joven. De hecho, los niños y niñas inician el Curro atrapando a los potros y separándolos para que no se lastimen durante la Rapa.


De esta forma, los más jóvenes son iniciados y admitidos simbólicamente en el grupo de los que participarán activamente en el futuro tratamiento de los caballos salvajes, con una larga tradición.

Lucha libre y los luchadores

El trabajo realizado en el Curro es sin duda la parte más espectacular de esta fiesta. La forma en que se realiza, conocida como “aloitar”, es lo que diferencia a la Rapa de Sabucedo de otros eventos similares en el resto de Galicia. No se utilizan otros medios aparte del cuerpo del luchador. En otras ‘rapas’, es común ver que los hombres usan cuerdas y palos para ganarse a los animales, pero en Sabucedo, la única herramienta válida para ganarse a los caballos en un combate cuerpo a cuerpo es una estricta código de acción. Este código se basa en una forma de conducta que se ha ido transmitiendo de generación en generación: dos aloitadores agarran la cabeza y uno la cola.

  1.  El primer luchador que agarra la cabeza del caballo es el que salta sobre el lomo del caballo y lo monta
  2. Poco después de eso, el segundo luchador a la cabeza del animal acude en su ayuda. Cuando se une, agarra al caballo por la crin mientras el que monta el caballo se baja
  3. Al mismo tiempo, el luchador agarrando la cola del caballo tira y tira para intentar desequilibrar al animal y ayudar a inmovilizarlo.


El caballo puede permanecer de pie o ser empujado al suelo. No es un trabajo fácil y requiere mucha habilidad, ya que el luchador necesita saber cómo “cruzar” al animal correctamente. Eso se refiere a deslizar su mano debajo de la mandíbula del caballo mientras pasa su otro brazo alrededor de su cuello. Cuando el caballo está inmovilizado, se corta la crin, que luego recogen los más jóvenes durante las esteiras.

Luchadoras

Durante la Guerra Civil, cuando los hombres combatían en el frente, las mujeres que se habían quedado en el pueblo eran las encargadas de organizar la Rapa das Bestas.

¿Qué es el Curro?

El Curro es el ruedo donde se realiza la “rapa” de los caballos, es decir, donde les cortan las melenas. En Sabucedo hay dos Curros:

El antiguo Curro (“Curro vello”) se encuentra junto a la iglesia parroquial y data de 1779. Fue Felipe Carabeo, párroco de Sabucedo y Liripio, quien tomó la iniciativa para su construcción solicitando permiso al Arzobispo de Santiago. Hasta entonces, el atrio parroquial había sido utilizado como Curro, pero eso provocó varios problemas. El viejo Curro se mantuvo en uso durante más de 200 años.